Inicio Sólo para cinéfilos Las diez mejores persecuciones del cine actual

Las diez mejores persecuciones del cine actual

343
0
Compartir

Desde que el cine de acción irrumpió en las salas cinematográficas de todo el mundo, los autos y las persecuciones se han convertido en un ingrediente necesario en todas las películas donde la acción trepidante está presente.

Como es evidente, con el avance de la tecnología, las escenas de acción se han vuelto más complejas y en algunos casos, difíciles de creer. Lejos han quedado aquellas épocas en las cuales las escenas de acción a toda velocidad sólo requerían coches veloces, intrépidos pilotos y mucha creatividad.

Misión: Imposible 2

Por todos es sabido que la saga estalerizada por Tom Cruise es una de las franquicias más rentables de Hollywood. Todas las películas tienen una enorme carga de acción y adrenalina, sin embargo, la segunda parte se hizo famosa por la secuencia de acción, en la cual Ethan Hunt estelariza una trepidante persecución por las carreteras australianas.

Ethan tripula una Triumph Speed Triple, realizando innumerables acrobacias, despachando a los malos con derrapes increíbles. Se dice que el propio Cruise realizó algunas secuencias a bordo de la motocicleta, claro, siempre con las pertinentes medidas de seguridad y al ritmo del emocionante score de Hans Zimmer.

Fast 5

Si de velocidad y autos hablamos, la franquicia de “The Fast and The Furious” es una de las más célebres. Entre todas sus secuencias de acción, la persecución que se desarrolla casi al final de la cinta por las calles de Brasil es una de las más espectaculares.

Dominic Toretto y Brian O´Conner tripulan dos Dodge Charger SRT-8 súper modificados, equipados con doble carga de óxido nitroso. Se dice que durante esa persecución fueron destrozados más de 200 coches, debido a que los Charger remolcan una enorme caja de seguridad robada.

Gone in 60 seconds

No cabe duda que esta es una de las persecuciones más trepidantes del cine actual. Toda la policía de Los Ángeles vs Memphis Raines (Nicolas Cage), quien tiene unos cuantos minutos para entregar el último de los cincuentas coches que acordó robar para salvar la vida de su hermano.

Esta secuencia de acción es una de las más emocionantes del séptimo arte, se desarrolló en las calles y avenidas de L.A. y finaliza cuando Raines realiza un impresionante salto para librarse de la policía. Al final, entrega a Eleanor, pero no en tan buenas condiciones como cuando lo robo.

Esta cinta fue la culpable de que el precio de los Mustang Shelby GT500 se fuera hasta las nubes y que empresas como Classic Recreations descubrieran un filón de oro vendiendo kits que transforman tu Mustang fastback en una envidiable replica de la sensual Eleanor.

Ronin

Son cientos los sitios de internet que afirman que esta secuela de acción y velocidad es una de las mejores del cine actual. Robert DeNiro y Jean Reno persiguen a unos mafiosos para robarles una singular portafolio, todo ello a bordo de un Audi S8, un Mercedes-Benz 450 6.9 y un Citroën XM.

Se dice que esta película fue un parteaguas en la historia del cine de acción, ya que las escenas influenciaron a otros directores para hacer lo mismo en sus filmes. El ejemplo más claro lo tenemos en Paul Greengrass quien dirigió The Bourne Supremacy. Muchas escenas de persecución son similares a las de Ronin.

The Bourne Identity

Todas las películas que tiene que ver con Jason Bourne están llenas de acción de principio a fin, así como de emocionantes persecuciones, ya sea con autos o con motocicletas. Sin embargo, los que saben del tema opinan que la persecución más emocionante es la que se desarrolla en la primera parte de la tetralogía.

Jason Bourne y su compañera Marie, a bordo de un minúsculo y destartalado Mini Cooper hacen ver su suerte a la policía de París y al final, como es lógico imaginar, logran escabullirse.

Quantum Of Solace

La segunda película de la serie interpretada por Daniel Craig inicia, de acuerdo a la historia, unos segundos después de que finaliza “Casino Royale” y arranca con una impresionante persecución estelarizada por dos Alfa Romeo 159 y el Aston Martin DB9, tripulado por Bond.

Balazos, choques e incluso la pérdida de la puerta izquierda del Aston Martin, hasta que finalmente el agente secreto al servicio de Su Majestad logra deshacerse de los dos coches y llegar a su destino.

Death Proof

Sólo Quentin Tarantino nos podía obsequiar una persecución tan implacable como la de la cinta Death Proof. Una persecución estelarizada por dos muscle cars clásicazos hasta la pared de enfrente: : Dodge Charger y Dodge Challenger.

En el primero circula el enajenado Stuntman Mike y en el segundo un grupo de lindas chicas (Rosario Dwason, Zoe Belle y Tracie Thoms), quienes por andar haciendo malabares “de película” casi pierden la vida. Luego de algunos sustos, el cazador se convierte en cazado. Demás está decir que la secuencia de acción finaliza con una severa golpiza y dos muscle cars listos para el deshuesadero.

Mad Max

Corría el año de 1979 y un joven Mel Gibson saltó a la fama mundial interpretando a Max Rockatansky, un policía del futuro post-apocalíptico, cuyo único pecado es ser un humano recto en un mundo cada vez más podrido.

Una de las escenas de acción más trepidantes de este filme australiano tiene lugar al principio de la cinta cuando el enajenado “Nightrider” huye a bordo de un poderoso Ford Falcon equipado con motor V8. Luego de emocionantes minutos en los cuales tienen lugar varios choques, “Nigthrider” y su novia llegan a su fin, luego de que Max los hace chocar, persiguiéndolos a bordo de su Interceptor, un Ford Falcon XB 1974.

Bad Boys

Una vez más, de la mano del productor Jerry Bruckheimer llega esta cinta de acción, en la cual Will Smith y Martin Lawrence estelarizan una corta pero emocionante persecución, siguiendo al villano de la película, casi al final de la misma.

Por supuesto que las verdaderas estrellas de esta persecución son, por un lago, el Shelby Cobra AC 427 y por el otro, el Porsche 911 Turbo. Una excelente cinta de acción, que fue, además, la Opera Prima del genial director Michael Bay.

Mission: Impossible – Rogue Nation

Tom Cruise vuelve a poner el traje del agente secreto Ethan Hunt y además, vuelve a subirse en una motocicleta para estelarizar una nueva persecución a toda velocidad por unas amplias autopistas de Marruecos.

Una vez más, Hunt prácticamente vuela en pos de los malos, tripulando una BMW S1000RR. Es una persecución muy bien lograda que cristaliza su cometido: emocionarnos al grado de decir: “Caray, ese Ethan Hunt es un buenazo”.

Al igual que muchas otras películas de acción de épocas recientes,en algunas escenas debes desconectar ciertas partes de tu cerebro para pasar por alto algunas inconsistencias, como el tremendo choque que sufre Hunt a bordo de la mencionada motocicleta y del cual se levanta como si nada, con uno que otro raspón y algo de polvo. En la vida real, un choque de esas proporciones hubiera reducido a nada al infortunado piloto ¡pero no todos son Ethan Hunt!

Acerca de Marcos Bureau

Marcos Bureau ha escrito 105 entradas en este blog.

Soy un rendido admirador del cine, muy particularmente de las películas de terror y del héroe de toda mi vida: James Bond. ¡Películas! ¡Cine! No importa que sea en DVD, Blu Ray, VHS o en una pantalla Imax.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here