Inicio Crítica Los siete magnificos, a cabalgar una vez más

Los siete magnificos, a cabalgar una vez más

95
0
Compartir
Los siete magnificos
Imagen: Columbia Pictures

No se trata de facturar un remake de un western ya mítico en sí solo, sino de reinterpretarlo (éste a su vez ya era una reinterpretación de la cinta aún más mítica del director japonés Akira Kurosawa, Los siete samurais) según los nuevos tiempos que corren (ideológicamente hablando sobre todo). Esta es la historia de Los siete magníficos.

La historia arranca en Rose Creek, el poblado que se ve azotado por el típico tirano desalmado (Peter Sarsgaard) y sus secuaces que siembran dolor y muerte en esta región, hasta que una valiente mujer (Haley Bennett), harta de las injusticias vividas y del asesinato a sangre fría de su esposo en un prólogo que corta el aliento, consigue contratar a un grupo de cazarecompensas bandoleros, igual que a los que desean enfrentar y hacer justicia por su propia mano.

Por supuesto tenemos en la memoria el remake firmado por John Sturges con Yul Brynner y Steve McQueen entre otros, con la maravillosa partitura del ya mítico Elmer Bernstein que por cierto y sin manera de spoilearles la cinta, suena al final a todo volumen (chéquenlo).

Los siete magníficos, un filme con tintes Shakesperianos

Los siete magnificos
Imagen: Columbia Pictures

Este claroscuro con tintes Shakesperianos de la ya mencionada cinta japonesa llevó al colorismo mexicanista hollywoodense y, tras sus secuelas, remakes, adaptaciones y demás, ahora estamos aquí en plena aparatosidad de ese género tan sobado y gastado que es el western en sí mismo, como género eternamente a punto de ser rescatado (¿que diría John Ford al respecto?), con una bolsa de dinero un poco más grande para contratar mercenarios que salven al pueblo, y sin vínculos éticos de ningún tipo.

Los bandidos que aterrorizaban a un pueblo mexicano en el original toman cuerpo ahora en un tipo sin escrúpulos y millonario por supuesto, experto en los negocios, que no duda en colocar en la misma ecuación los conceptos tan gastados últimamente como democracia, capitalismo y Dios.

A eso hay que añadirle que el grupo de siete personajes que le dan nombre a la cinta, son rebeldes con causa y multiculturales, hay un afroamericano, un asiático y un mexicano, resulta evidente que toda esta maquinaria funciona como alegoría distópica de los tiempos que se viven (alguién pensó ya en Donald Trump y anexas?).

Como sea si no conoces ninguna de las cintas que hemos mencionado o no tienes idea de qué hablamos no te preocupes, la película se deja ver perfectamente, donde para el director Antoine Fuqua siete héroes se le hacen pocos, muy pocos, y entretiene por acumulación, incluyendo mucho más escenas de acción que en las cintas predecesoras, balazos, explosiones y placer culpable a todo lo que da.

Un elenco de primera montado a caballo

Los siete magnificos
Imagen: Columbia Pictures

Curiosamente uno no sale decepcionado de la cinta, al contrario, sus mas de dos horas, son pólvora explosiva en estado puro, es una película apta para pasar el rato, apreciar a magnificos actores representando sus papeles o roles a la perfección donde resalta un elenco de primera con Denzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke y un siempre camaleónico Vincent D´Onofrio, donde la munición y la acción (sin contar el audio en salas cinematograficas) son de lo major.

El carisma sin igual de Denzel Washington interactuando con Ethan Hawke nos recuerda a la cinta “Día de Entrenamiento” del mismo Fuqua y Chris Pratt nos recuerda a ese villano sinverguenza intergaláctico de “Guardianes de la Galaxia”.

Esto nos hace creer, junto a una eficaz presentación de personajes que avalan su disfrute al por mayor, al margen de lecturas políticas. La película cumple a la perfección con todas las reglas del western (género cinematografico situado en el lejano Oeste, donde la moral y la justicia se hacen por su propia mano, por si alguien todavía no lo sabía) pero también con sus inconvenientes.

Acerca de José Luis Ahumada

José Luis Ahumada ha escrito 98 entradas en este blog.

En un principio asistente de programación en Canal 22, investigando y redactando reseñas cinematográficas, a la vez que trabaja como researcher en la Cineteca Nacional en diversas investigaciones y en el programa mensual.
En Film Club Café lleva diez años impartiendo cursos de manera ininterrumpida, donde se han dado cita cineastas tan diferentes como Andrei Tarkovski, Roman Polanski, David Lynch y diversos módulos de géneros cinematográficos e Historia del cine.
En el colegio CCH Naucalpan, ha impartido diversos cursos , sobre todo para la docencia donde se han tocado temas como El Film Noir y demás géneros y cineastas muy específicos. En Editorial Mina lleva cerca de 6 años publicando de manera esporádica radiografías sobre historia de la música coordinando, escribiendo, diseñando y dirigiendo la publicación Monstruos del Rock y Hombres y Mitos.

Compartir
Artículo anteriorMiss Peregrine y los niños peculiares, la nueva cinta de Tim Burton con sabor a X-Men
Artículo siguienteSiete autos que se hicieron famosos junto a James Bond

En un principio asistente de programación en Canal 22, investigando y redactando reseñas cinematográficas, a la vez que trabaja como researcher en la Cineteca Nacional en diversas investigaciones y en el programa mensual.
En Film Club Café lleva diez años impartiendo cursos de manera ininterrumpida, donde se han dado cita cineastas tan diferentes como Andrei Tarkovski, Roman Polanski, David Lynch y diversos módulos de géneros cinematográficos e Historia del cine.
En el colegio CCH Naucalpan, ha impartido diversos cursos , sobre todo para la docencia donde se han tocado temas como El Film Noir y demás géneros y cineastas muy específicos. En Editorial Mina lleva cerca de 6 años publicando de manera esporádica radiografías sobre historia de la música coordinando, escribiendo, diseñando y dirigiendo la publicación Monstruos del Rock y Hombres y Mitos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here